TENDÓN DE AQUILES: otras causas de tendinopatía


Las lesiones del tendón de Aquiles pueden ser agudas o crónicas. En el caso de los trastornos crónicos suelen coexistir factores intrínsecos (vascularización del tendón, disfunción gastrocnemiossóleo, edad, sexo, peso corporal y la altura, pie cavo, hiperpronación, inestabilidad lateral del tobillo) y extrínsecos (superficie, técnica al correr, lesiones anteriores, etc.). Se considera que la carga excesiva de los tendones durante el entrenamiento físico intenso es el motivo principal de degeneración tendinosa al ir más allá de su umbral fisiológico. Esto provocaría la inflamación, degeneración del cuerpo tendinoso o una combinación de ambas1. En cuanto a las roturas, a pesar de que los estudios histopatológicoshan demostrado que los tendones rotospresentan claros cambios degenerativos anteriores a la rotura,muchas de ellas se producen de repente y sin signos o síntomas previos2. La etiología

tendon de aquilesde la tendinopatíaAquílea es multifactorial. Más allá de los factores anatómicos y biomecánicos (pie cavo, hiperpronación, acortamiento de los gastrocnemios…) existen otras causas:

Fármacos antibióticos:

Aunque las tendinitis y roturasdel tendón de Aquiles inducidas por fluoroquinolonas no son comunes, se han documentado desde 19833,4.   
Antibióticos como el Ciprofloxacino, Moxifloxacino5 y  Levofloxacino suponen riesgo de lesión o rotura del tendón de Aquiles, especialmente en casos de personas con enfermedad renal, tratamiento con corticoesteroides y diabetes mellitus6.


Trastornos metabólicos:
Diabetes: en la diabetes la prevalencia de las enfermedades reumatológicas es alta principalmente a causa de los efectos dañinos de los productos finales de la glicación avanzada (AGEs) que deterioran las funciones biológicas y mecánicas de los tendones y los ligamentos. 
Hipercolesterolemia: muchas de las personas con hipercolesterolemia familiar heterocigótica desarrollan xantomatosis Aquílea, un marcador de alto riesgo para la enfermedad cardiovascular causada por la deposición grasa en los tendones. Por otro lado, la degeneración del tendón también ha sido observada en hipercolesterolemia no familiar. 
El sobrepeso, la obesidad, la resistencia a la insulina, la resistencia a la leptina, el síndrome metabólico, las cardiopatías, la diabetes tipo II, la neurodegeneración, los procesos autoinmunes…  desencadenan un inflamación persistente subclínica que afecta progresivamente al tendón.

Artritis gotosa crónica (gota): la deposición de cristales de urato monosódico en los tejidos blandos es característica de la artritis gotosa crónica. La movilización de los cristales de ácido úrico y el colesterol  parece desencadenar una reacción inflamatoria de bajo grado, que es la responsable de la degeneración tendinosa. 


Alcaptonuria: se han observado anomalías del tendón en algunos trastornos del metabolismo congénitos raros tales como alcaptonuria7, enfermedad autosómica recesiva que afecta al metabolismo de la tirosina. Quienes la padecen acumulan acido homogentísico a un ritmo muy superior al normal, produciéndose la degeneración del cartílago y otros síntomas parecidos a una osteoartritis prematura.



Referencias:

  1. Maffulli N, Sharma P, Luscombe KL. Achilles tendinopathy: aetiology and management. J R Soc Med. 2004 October; 97(10): 472–476.
  2. Järvinen TA, Kannus P, Maffulli N, Khan KM. Achilles tendon disorders: etiology and epidemiology. Foot Ankle Clin. 2005 Jun;10(2):255-66.
  3. Stephenson AL, Wu W, Cortes D, Rochon PA.Tendon Injury and Fluoroquinolone Use: A Systematic Review. Drug Saf. 2013 Jul 26.
  4. Medrano San Ildefonso M, Mauri Llerda JA, Bruscas Izu C. [Fluoroquinolone-induced tendon diseases]. [Article in Spanish]. An Med Interna. 2007 May;24(5):227-30.
  5. Gladue H, Kaplan MJ. Achilles tendinopathy after treatment with ophthalmic moxifloxacin. J Rheumatol. 2013 Jan;40(1):104-5. doi: 10.3899/jrheum.120944.
  6. Maurin N.[Fluoroquinolone-induced Achilles tendonrupture].[Article in German]. Dtsch Med Wochenschr. 2008 Feb;133(6):241-4. doi: 10.1055/s-2008-1017503.
  7. Abate M, Schiavone C, Salini V, Andia I.Occurrence of tendon pathologies in metabolic disorders. Rheumatology (Oxford).2013 Apr;52(4):599-608. doi: 10.1093/rheumatology/kes395. Epub 2013 Jan 12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *