E-171, aditivo cancerígeno en chicles y pastas de dientes

E-171, un aditivo cancerígeno, habitual en chicles y pastas de dientes.

Un reciente estudio haya que el aditivo alimenticio E-171 (dióxido de titanio ) produce un crecimiento precancerígeno de un 40% en ratas, según ha publicado el rotativo británico Independent.

El aditivo alimenticio, dióxido de titanio, TiO2 (E 171), causó un crecimiento pre-cancerígeno de un 40% en ratas expuestas a la sustancia, a través del agua que bebían, por los investigadores de Francia y Luxemburgo. No sólo causó los crecimientos, sino que los aceleró. Estos crecimientos, no son malignos, pero aumentan la probabilidad de la evolución hacia cánceres más peligrosos.

El aditivo E171, se usa extensamente en dulces, chocolate, galletas, chicles, así como pastas de dientes y protectores solares, para darles una apariencia más blanca u opaca.

Estudios previos, de la agencia internacional de investigación del cáncer, ya habían hayado que la sustancia podía provocar cáncer, siendo inhalada, ya que se usa también en pinturas. Pero es ahora, cuando se ha descubierto que tenía esos efectos por la vía oral.

No está del todo claro que el producto tenga los mismos efectos en personas, y los científicos han preferido no sacar ninguna conclusión alarmista, diciendo que “no se puede extrapolar a personas”.

Aún así, el gobierno francés ha ordenado inmediatamente investigar los posibles peligros para la salud que entrañe el aditivo. Ésta investigación se enmarcará en una investigación más amplia, sobre el impacto de los nano-materiales en la salud, cuyos resultados está previsto que se publiquen a finales de marzo de 2017.

En una declaración conjunta, los ministerios de economía, salud y agricultura, han declarado: “Un estudio publicado hoy, llevado a cabo por el instituto nacional de investigación agrícola (INRA) muestra que la exposición oral al dióxido de titanio (E171), aditivo usado particularmente en la industria agroalimentaria, probablemente tenga efectos en la salud. Si bien, a estas altura, los resultados del estudio, no hacen posible extrapolarlos a humanos.” Mostrándose así muy cautos, para no dañar los intereses de la industria. Aunque, a la luz de dichos resultados, decidieron encargar a la agencia estatal de sanidad, determinar si el aditivo alimenticio e171 podía suponer una amenaza potencial a la salud del consumidor.” Mostrando de ésta forma su preocupación por la supervivencia del CONSUMIDOR (Porque evidentemnnte sin consumidores no hay vida, pero sin personas, quién sabe)

Datos sobre el estudio

El estudio sobre el impacto del dióxido de titanio TiO2 (E 171) en ratas, fue llevado a cabo por el INRA (instituto nacional francés de investigación agrícola) y publicado por la revista “Scientific Reports”

El equipo de investigadores suministró, durante 100 días, E171 a las ratas, a través de su agua para beber. Las cantidades suministradas fueron equivalentes a aquellas a las que están expuestas las personas, a través de productos alimenticios o cosméticos.

“Estos estudios han mostrado por primera vez que el aditivo E171 es el causante de la presencia de nanopartículas en el intestino y todo el cuerpo, con consecuencias tanto para el sistema inmunológico, como para el desarrollo de lesiones preneoplásticas en el cólon”

“La exposición al E171 es especialmente preocupante en niños, que tienen tendencia a comer muchos dulces industriales.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *