DROP: ¿CON QUÉ ZAPATILLAS CORRER?

Cada minuto nacen nuevos corredores. Los hay quien corre rápido, corre lento, a grandes zancadas, a pasitos cortos, un rato por la noche, kilómetros cada día…Sea cual sea el caso, la técnica y el calzado siempre, y concretamente el TAMAÑO de drop, IMPORTA.
El término drop hace referencia a la diferencia de grosor de la media suela de la zapatilla de correr entre la zona de apoyo del talón y el apoyo del metatarso y los dedos, es decir, la caída del talón a los dedos, medida en milímetros.
Existen diferentes alturas para ajustarse al estilo de cada corredor o corredora:
DROP ENTRENAMIENTO 8-12 mm:


Asics serie 33
Es la medida adecuada para “corredores lentos”, que en caso de correr maratones, hacen tiempos que superan las 3 horas y 10 minutos. Pero también “corredores rápidos” en entramientos largos, ya que, gracias a que están más armadas y al alto índice de amortiguación, permiten evitar lesiones.
Por otro lado, las zapatillas con 8-12mm de drop son más pesadas, com ellas el consumo energético es mayor. Además aumenta la pronación del pie y, si la postura al correr no es erguida, sobrecarga más la zona lumbar.

Newton, drop 5


DROP TRAIL 4 mm:
El terreno irregular lesiona menos que el asfalto porque obliga a perfeccionar la técnica, controlando la longitud de la zancada, con pasos más cortos y rápidos, y  vigilar la estabilidad. El drop de 4mm evita la flexión excesiva de la rodilla durante la subida, gracias al apoyo más rápido y natural de la parte delantera del pie. Frena el giro hacia interno de la pierna  de forma exagerada porque obliga a subir más las rodillas al subir cuestas para disminuir la tensión en los músculos del muslo: cuadriceps e isquiotibiales.
Al bajar, las zancadas se hacen más cortas y provocan una posición más erguida.
¡El cuadriceps, el tibial posterior y la zona dorsal y lumbar de la espalda se sobrecargarán menos con un drop bajo, pero siempre y cuando la técnica sea la correcta!
Si llevas zapatillas con un drop mayor y quieres cambiarlas por unas de un drop menor, deberás adaptarte muy paulatinamente y puede llevarte entre 3 y 6 meses.




DROP MINIMALISTA <4mm:
Pesan poco, obligan a adoptar una postura más erguida gracias a que al correr de forma más natural, los pasos son cortos y rápidos. Fortalece la musculatura propia del pie y mejora la propiocepción de los pies.
Utilizadas con la técnica correcta, aterrizando sobre la mitad y la parte delantera de la planta, evita el aumento de la pronación y con ello se reduce el riesgo de síndrome del piramidal, de la cintilla iliotibial, la condromalacia rotuliana, fascitis plantar, periostitis…

técnica correr descalzo zapatillas lesiones barefoot merrell
Merrell, drop 0
Si no respetas el tiempo de adaptación, sufrirá el tríceps sural, el téndón de aquiles y los músculos isquiotibiales y tibial anterior.
correr descalzo zapatillas lesiones barefoot vibram adam
Vibram, drop 0






¡El proceso de adaptación a este drop es largo, 
unos 6 o 12 meses, y requiere cambiar la técnica!




Referencias

1. González dela Rubia Heredia, Á. López Sánchez, J. Porres Mijares, Á. Drop. Podoscopio 2014; 1(61): 1260-1265.
2. 30 días de Fisioterapia 2014; Febrero  nº180.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *