DIABETES Y SALUD BUCO-DENTAL

La diabetes afecta a todo el cuerpo, incluyendo los dientes y las encías. El efecto es aún mayor cuando los niveles de azúcar en sangre no está bien controlados, lo que complica el tratamiento de las infecciones.
diabetes síntomas salud dental dientes caries madrid
Síntomas de la Diabetes: Cansancio; Poliuria (aumento de la frecuencia de la micción); Polifagia (hambre frecuente); Problemas sexuales; Pérdida repentina de peso; Mala cicatrización de las heridas; Infecciones vaginales; Hormigueo en pies y/o manos; Polidispsia (sed muy frecuente); Visión borrosa.

Por otro lado, las infecciones bucales no sólo constituyen un riesgo en esa zona, sino que puede tener repercusiones sistémicas, es decir, sobre el resto del organismo, incluyendo órganos vitales.
diabetes síntomas salud dental dientes caries madrid
Efectos orgánicos de los abscesos dentales
En nuestro organismo coexisten millones de bacterias que en proporciones normales forman parte de lo que se denomina la microbiota natural y que no sólo no es patológica, sino que asegura el buen funcionamiento de los sistemas.
Sin embargo, cuando los niveles de azúcar en la sangre no se controlan, la probabilidad de tener una placa bacteriana (película traslúcida y adhesiva que se forma sobre los dientes) es mucho mayor. Esto implica un  riesgo 3 o 4 veces mayor de sufrir problemas de salud buco-dental:
Caries: consecuencia de la erosión ácida de la superficie dura, esmalte, de los dientes que crean cavidades (caries) en esta superficie. Los ácidos son el producto del acúmulo de placa bacteriana que contiene gérmenes que se nutren de sustancias azucaradas.
Gingivits: inflamación causada por la acumulación de placa bacteriana y sarro sobre los dientes y encías. Se caracteriza por encías enrojecidas, inflamadas o sensibles, que sangran con facilidad.

Periodontitis: fase agresiva y grave de la enfermedad de las encías que puede llegar a provocar la separación de los dientes y encías, debilitando el hueso sobre el que se apoyan los dientes y pudiendo conducir a la pérdida de diente.

PREVENCIÓN

  1. Reducir la cantidad de alimentos azucarados en la dieta para reducir la producción de ácidos de la placa bacteriana.
  2. Beber abundante agua, especialmente si se están tomando medicamentos que puedan reducir la cantidad de saliva, como algunos para bajar la tensión arterial.
  3. Cepillarse los dientes y las encías aunque sangren, utilizando un cepillo de cabezal suave, al menos 2 veces al día.
  4. Usar hilo dental entre los dientes, con especial atención a los dientes de la parte posterior, por lo menos 1 vez al día.
  5. Prestar atención a los cambios de color o textura de las encías.
  6. Acudir al dentista para limpiezas y revisiones periódicas cada 6 meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *